Show simple item record

dc.contributor.authorGarcimartín, Carlos
dc.contributor.authorAstudillo, Jhonathan
dc.contributor.authorSchneider, Christian
dc.date.accessioned2022-08-22T23:22:21Z
dc.date.available2022-08-22T23:22:21Z
dc.date.issued2022
dc.identifier.otherhttp://dx.doi.org/10.18235/0004207
dc.identifier.urihttp://repositorio.ciedupanama.org/handle/123456789/87
dc.descriptionLa inclusión financiera ha venido adquiriendo un interés creciente, tanto a nivel académico, como por parte de las autoridades, el sector privado y la sociedad civil. Es así porque la inclusión financiera favorece el desarrollo económico, la reducción de la pobreza, el aumento de la equidad y ayuda a cerrar las brechas de género. El primer objetivo de este trabajo es elaborar un índice de inclusión financiera que permita analizar la situación relativa de Panamá. Los resultados muestran que la inclusión financiera de los hogares panameños es relativamente menor a lo que cabría esperar, dado el nivel de desarrollo alcanzado por el país. En segundo lugar, hemos estimado el índice por grupos sociales, encontrando que existe un sesgo de género, de nivel de ingresos y en contra de las áreas rurales en la inclusión financiera. Posteriormente, hemos analizado los factores que explican que la relativamente baja inclusión financiera en Panamá. De acuerdo con nuestros resultados, las principales causas son el peso relativo del empleo en la agricultura, la desigualdad de ingresos, la brecha de género, la calidad institucional y los desequilibrios territoriales que existen en el país; factores que remiten a desafíos estructurales que enfrenta Panamá. Por último, hemos analizado la inclusión financiera digital, encontrando que, al igual que sucede con la general, los resultados de Panamá son inferiores a lo que se esperaría, dado su nivel de desarrollo, siendo las causas similares a las anteriores, junto al bajo nivel educativo promedio y el escaso desarrollo de las industrias fintech. Todo ello pone de manifiesto que aumentar la inclusión financiera pasa por seguir mejorando en esos desafíos estructurales del país: equidad de género, distribución del ingreso, calidad institucional, equilibrio territorial y educación, además de las fintech en el caso digital. Panamá ha realizado avances en estos ámbitos a lo largo de los últimos años. Seguir progresando permitirá la inclusión financiera de un mayor número de panameños y, especialmente, de panameñas que aún no tienen acceso a los servicios financieros, lo cual, a su vez, contribuirá no solo al crecimiento económico, sino, además, a que éste sea más inclusivo.en_US
dc.description.abstractLa inclusión financiera ha venido adquiriendo un interés creciente, tanto a nivel académico, como por parte de las autoridades, el sector privado y la sociedad civil. Es así porque la inclusión financiera favorece el desarrollo económico, la reducción de la pobreza, el aumento de la equidad y ayuda a cerrar las brechas de género. El primer objetivo de este trabajo es elaborar un índice de inclusión financiera que permita analizar la situación relativa de Panamá. Los resultados muestran que la inclusión financiera de los hogares panameños es relativamente menor a lo que cabría esperar, dado el nivel de desarrollo alcanzado por el país. En segundo lugar, hemos estimado el índice por grupos sociales, encontrando que existe un sesgo de género, de nivel de ingresos y en contra de las áreas rurales en la inclusión financiera. Posteriormente, hemos analizado los factores que explican que la relativamente baja inclusión financiera en Panamá. De acuerdo con nuestros resultados, las principales causas son el peso relativo del empleo en la agricultura, la desigualdad de ingresos, la brecha de género, la calidad institucional y los desequilibrios territoriales que existen en el país; factores que remiten a desafíos estructurales que enfrenta Panamá. Por último, hemos analizado la inclusión financiera digital, encontrando que, al igual que sucede con la general, los resultados de Panamá son inferiores a lo que se esperaría, dado su nivel de desarrollo, siendo las causas similares a las anteriores, junto al bajo nivel educativo promedio y el escaso desarrollo de las industrias fintech. Todo ello pone de manifiesto que aumentar la inclusión financiera pasa por seguir mejorando en esos desafíos estructurales del país: equidad de género, distribución del ingreso, calidad institucional, equilibrio territorial y educación, además de las fintech en el caso digital. Panamá ha realizado avances en estos ámbitos a lo largo de los últimos años. Seguir progresando permitirá la inclusión financiera de un mayor número de panameños y, especialmente, de panameñas que aún no tienen acceso a los servicios financieros, lo cual, a su vez, contribuirá no solo al crecimiento económico, sino, además, a que éste sea más inclusivo.en_US
dc.description.sponsorshipBIDen_US
dc.language.isoesen_US
dc.publisherBanco Interamericano de Desarrolloen_US
dc.relation.ispartofseriesIDB-TN-2464;
dc.subjectinclusión financieraen_US
dc.titleInclusión financiera en Panamá. La importancia de la calidad institucional y las brechas territoriales, de ingreso y de géneroen_US
dc.typeTechnical Reporten_US


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

  • Estudios
    Abarca estudios de investigación que no han sido publicados en revistas científicas, pero que son de alta relevancia para la educación y áreas afines.

Show simple item record